Normas > Los Equipos

Los Equipos

En este apartado queremos hacer referencia a dos de las cosas mas importantes para la practica racional y satisfactoria de la espeleología, el equipo de personas (el grupo o colectivo, la espeleología es una actividad grupal) y el equipo de material. Van en ese orden, lo más importante y difícil es lo primero y mal se puede practicar sin él, lo segundo, aun siendo técnico y especializado se consigue con dinero.

Empezaremos por el equipo material. Este lo podemos subdividir en dos, el equipo personal de cada espComo todo deporte, requiere un equipo especializado, que nos permita evolucionar por ese particular medio con seguridad y comodidad. Las condiciones de humedad y temperatura, la perpetua falta de luz y la conformación de los distinto escenarios que podemos encontrar bajo tierra condicionarán todas las piezas de nuestro equipo.

Para comenzar, puede ser suficiente algo de ropa vieja y una linterna frontal eléctrica, que nos permitirán acercarnos a cavidades sin demasiadas complicaciones y descubrir poco a poco la magia del mundo subterráneo. A medida que nos vaya picando el gusanillo de la exploración y la aventura, nuestra afición y material irán en aumento.

Seguirá el casco, las botas de goma y el mono, con esto no significa que nos debamos meter en la primera cueva que veamos. La espeleología es un deporte de riesgo, que requiere unos conocimientos previos mínimos y un alto grado de responsabilidad y madurez mental. En las primeras experiencias hay que estar acompañado por profesionales que conozcan y canalicen nuestra energía exploratoria o curiosa y nos aconsejen sobre los procedimientos de seguridad.

Si vamos avanzando y queremos practicar la espeleología, tendremos que pensar en tener los elementos imprescindibles y necesarios, además de los acompañantes y entre ellos un experto. Repito, sistema de iluminación (linterna frontal y de mano), casco, botas, mono y ropa interior o intermedia de acuerdo con la temperatura de la cueva, guantes.

Si buscamos mayores emociones y retos nos enfrentaremos con pasos que requieren un equipo especifico (el de progresión Vertical) para franquearlo y conocimientos de cómo se usa ese equipo bajo la supervisión de un entendido, llegados aquí es conveniente, para aprender mas y mejor apuntarse a uno de los clubes de espeleología que tengas cerca, donde velaran por tu seguridad y ayudaran en las primeras experiencias. Ya nos encontramos con cuerdas, arneses, maillones, mosquetones, bloqueadores, descensores, elementos de anclaje y equipo de instalación, bolsas, fundas, sacas, botes, neoprenos, útiles de emergencia y supervivencia, la elección del material descansa en unos principios que debemos considerar: la seguridad, la ligereza, la robustez y la funcionalidad, estas condiciones deben estar en conjunción, debiendo ser capaces de evaluar con precisión nuestras necesidades. El equilibrio que buscamos depende de la manera que cada uno utilice su material, lo limpie y lo mantenga. Todo este conjunto de aparatos por si solo no funciona, para que así sea, es necesario una técnica, lo que nos lleva de nuevo al instructor, con esto nos paramos y dejamos el tema de equipación material y de técnicas.

Decíamos que es muy importante el equipo humano, es decir el grupo, bien avenido, entenderse, conocerse, requisito para practicar la espeleología de forma segura, eficaz, armoniosa y gratificante, además de estar en buena forma física y mental. El factor humano representa el eslabón más débil de la cadena de seguridad. Si, esto que acabo de decir no es broma, en este mundo que evoluciona a gran velocidad, las seguridades y estabilidades de los grupos se están perdiendo, en especial lo que se refiere a las conductas e interacciones humanas. Las ideas, la práctica y el conocimiento son el valuarte de las personas para enfrentarse a los desafíos de la vida cotidiana, pero la información, tan abundante y errática en estos tiempos que corren no es la mejor arma para generarlo y agregar valor a las personas.

Para tener ideas, conocimiento y practicas enriquecedoras será necesario compartir y cooperar, esto solo se puede lograr haciéndolo en equipo compuesto por personas que posean habilidades, emociones y tengan un armónico y equilibrado desarrollo físico, social, psicológico y espiritual.

En un equipo de espeleo si se quiere llegar a un nivel de satisfacción aceptable, es muy importante ser aceptado y apreciado por los compañeros, pues los incentivos económicos no existen y el espíritu de competencia la mayoría de las ocasiones es una amenaza. Las personas somos individuos complejos, en lo racional, lo social, lo económico, además somos muy variables, con motivaciones dispuestas en escalones por importancia, pero esta jerarquía se halla sujeta a cambios de momento a momento y de situación en situación.

El actuar en equipo viene dado por integrar la calidad, eficacia, eficiencia, rapidez y demás talentos prácticamente imposibles de encontrar en una sola persona. Además es conveniente para satisfacer sus necesidades sociales.

Podemos definir grupo o club de espeleología como el conjunto de personas que se autoasignan con el deseo especifico de aprender y practicar alguna de las ramas de la espeleología, para cumplir una meta de su vida o para realizar una actividad de acuerdo con sus habilidades.

Un equipo, además, tiene o debe tener unas estrategias, procedimientos, métodos para lograr las metas que se proponga. En resumen es un número reducido de personas con capacidades complementarias, comprometidas con un propósito, tener un objetivo y planeamientos comunes y con una responsabilidad mutua compartida. Parece que estas cuestiones son raras, nada más lejos de la realidad, son circunstancias naturales y que se observan en los equipos que funcionan adecuadamente, alcanzando objetivos de gran satisfacción. Ayuda a conseguir un buen equipo el tiempo compartido y las propias miserias humanas que hacen valorar a las personas en sus justos términos. En un grupo puede haber, por tanto, varios equipos con su historia.

Para que un grupo se transforme en equipo hay que favorecer la exploración y elaboración de aspectos relacionados con la consideración positiva que se tiene de ser miembro, la asignación de funciones y normas que con el tiempo se le asigna sin discusión explicita, la buena comunicación interpersonal es vital, saber los objetivos comunes y los individuales es importante, la interdependencia positiva entre los miembros facilita el aprendizaje colaborativo y responsabilidades de cada uno en las diferentes tareas. Sus miembros se necesitan unos a otros, son interdependientes, cada uno aprende de los demas integrantes día a día, la supervivencia en una cueva depende de los compañeros, por eso las tareas del grupo deben ser precisas incluso las de los de fuera para avisar.

Si bien los grupos de espeleología no son exigentes en lo que se refiere a admisión de nuevos miembros, ni tampoco la practica de la espeleología necesita especiales características humanas, si que para formar equipos conviene enumerar algunas condiciones:

  1. Desear pertenecer al equipo.
  2. Poder establecer relaciones correctas y satisfactorias con los integrantes.
  3. Espíritu constructivo.
  4. Sentido de la responsabilidad.
  5. Ciertas capacidades de iniciativa, constancia, autodeterminación, optimismo, ganas de pasarlo bien.
  6. Tener inquietudes de superación y perfeccionamiento.

Que buenos equipos se suelen formar cuando las personas que los integran son diferentes, aportan ideas diferentes, tienen decisiones diferentes, con propuestas y soluciones creativas, cada uno ocupa su puesto, pero todos dirigen sus energías a conseguir el objetivo, no hay lugar para el intolerante. Tampoco suele faltar un mentor o gerente tranquilo y sensato, que se preocupe, elegido y apoyado por todos.

Deben tener momentos de recarga de energía, facilitando el clima agradable, son importantes los lugares comunes para compartir recuerdos y unión (desayunos, comidas, refugios, etc.) donde se estimula la comunicación verbal con respeto y comprensión. En nuestro caso tenemos jalonados los lugares que visitamos, además de cuevas, de sitios de descanso, donde relajamos el espíritu, que nos resultan tan atractivos como las propias cavidades.

En fin este tipo de equipos no es fácil formarle, requiere tiempo, armonía, responsabilidad y especialmente deseo de pertenencia. Si lo logras disfrutaras como un niño y tendrás satisfechas en gran medida tus necesidades emocionales y espirituales además de las físicas.

Termino con un ejemplo de equipo, que todos hemos visto alguna vez y que a mi me maravilla. Los gansos van volando en una formación de V, cuando un ave agita sus alas, crea una fuerza ascendente para el ave que le sigue, la bandada completa (según cálculos) agrega un 71% más de rapidez en comparación a que si cada ave volará sola. Cuando un ganso abandona la formación, súbitamente siente un aumento de resistencia a su avance por volar solo, y rápidamente vuelve a la formación. Cuando el ganso que va de líder llega a fatigarse, éste vuelve atrás hacia la formación y otro ganso se dirige a volar en cabeza de la bandada. Además los gansos en formación graznan por detrás para animar a aquéllos que van delante a mantener la velocidad de marcha. Cuando un ganso enferma o esta herido o agotado, otros gansos lo ayudan a retirarse de la bandada y lo siguen para ayudarlo y protegerlo si fuera menester, hasta que sea capaz de continuar o dejarlo si tuviera que morir, luego se pondrán en marcha por su propia cuanta, para alcanzar a la bandada o unirse a otra formación.

En este ejemplo se pueden observan las ventajas del equipo, ahorrar esfuerzo y ganar rapidez, la pertenencia produce beneficios a sus miembros, tienen un orden, un líder, el éxito de los esfuerzos del equipo dependerá del compromiso que todos sus miembros tengan para ayudar a lograrlo. El punto de mayor madurez en el equipo es cuando se ha desarrollado en sus miembros el sentimiento de respaldo, cuando cada miembro conoce las fueras y debilidades propias y de las demás, las acepta y esta dispuesto a apoyarse en las fuerzas ajenas y respaldar las debilidades de otros.