Inicio > Filosofía de Grupo > Colaboradores

Interesante artículo del profesor Juan Andrés Fernández Pérez . Miembro de la Sociedad de Espeleología HADES. Licenciado en Educación Física y Catedrático de Educación Física en el I.E.S. de Llanes (Fecha del artículo: 15.01.1998).

La Espeleología

El término proviene de dos palabras griegas: " spelaion " (caverna o cavidad) y " logos " (tratado o estudio). Por lo tanto significa estudio de las cavidades . En la actualidad se aplica tanto a las actividades con objetivos prioritariamente deportivos como científicos.

¿CÓMO Y CUÁNDO EMPEZÓ?
Aunque el estudio de las cavidades podríamos decir sin temor a equivocarnos que va paralelo a la propia historia humana, tal y como se conoce en la actualidad es a partir del año 1888 de la mano del francés Edouard-Alfred Martel al explorar y estudiar la región de Grands Causses al sur del Macizo Central francés.
¿CUÁLES SON LAS PRINCIPALES CARACTERÍSTICAS DE LA ESPELEOLOGÍA?
La fundamental es el hecho de realizarla en un medio totalmente diferente al que nos desenvolvemos normalmente, donde reina la oscuridad más absoluta, acompañada casi siempre de humedad, frío, agua, barro y, en función de la cavidad, aparecen grandes salas, pozos y pasos pequeños y estrechos. En el aspecto material es la necesidad de un equipo específico que nos permita permanecer con seguridad en la cavidad durante varias horas. En el aspecto humano lo es el trabajo en equipo apoyado en una colaboración absoluta, por razones no sólo de eficacia, sino también de supervivencia; y por último, en el aspecto de seguridad, por la propia especificidad de las consideraciones y medidas a tomar en el medio subterráneo.
¿QUÉ SE NECESITA PARA HACER ESPELEOLOGÍA?
Indudablemente ponerse en contacto con un club federado que nos ofrecerá las garantías mínimas de iniciación. En cuanto a material, al principio bastará con un casco al que se le pueda aplicar una fuente de luz, unas botas (de agua o de montaña con buena suela) y ropa que ofrezca un mínimo de protección. Más adelante, en función de intereses, aptitudes y capacidades, podremos adquirir material específico, así como participar en actividades que nos permitan mejorar tanto en el aspecto técnico como en el de la preparación física, motriz y mental.
PERO, ENTONCES, ¿HAY VARIOS TIPOS DE ESPELEOLOGÍA?
Efectivamente, en función del tipo de cavidad hablaremos de:
  • Espeleología horizontal cuando el desarrollo de la cavidad no presenta tramos verticales insuperables sin equipo específico.
  • Espeleología vertical cuando la cavidad presenta tramos verticales que únicamente se pueden superar con equipo y técnica específicos.
    Igualmente, en función del lugar en el que se encuentre la cavidad, hablaremos de:
  • Espeleología alpina cuando para llegar a la cavidad se requieren largas y duras marchas de aproximación que requieren técnicas y experiencia de alta montaña, con temperaturas bajas, a menudo acompañadas de nieve, hielo o agua muy fría, presentando normalmente las cavidades pozos de más de 100 metros, galerías de difícil recorrido, estrecheces, obstáculos frecuentes y fuertes corrientes de agua (caso de Picos de Europa).
  • Espeleología invernal cuando las cavidades situadas en grandes macizos montañosos presentan en verano una elevada circulación de agua que dificulta su exploración, por lo que son atacadas en invierno con abundante presencia de nieve y hielo, lo que las hace complejas técnica y físicamente por los peligros de aludes, aumentos de caudal, etc.
  • Y por último la espeleología subacuática, cuando la exploración en una cavidad, por estar totalmente inundada por el agua, precisa el empleo de técnicas de escafandrismo autónomo adaptadas al mundo subterráneo. Sin duda la más peligrosa.
¿TODAS LAS CUEVAS SON IGUALES?
En espeleología empleamos la siguiente terminología según las características:
  • Cavidad: cualquier entramado subterráneo por el que nos movemos desde el momento en que accedemos a él.
  • Cueva: cuando la cavidad se presenta en superficie en forma más o menos horizontal.
  • Sima (torca en la comarca oriental): cuando la cavidad se abre a la superficie por un pozo más o menos vertical.
  • Pérdida: punto en el curso de un río en el que el agua superficial desaparece bajo tierra.
  • Resurgencia: lugar por donde vuelve a salir el agua de una pérdida.
  • Surgencia: salida de agua procedente de las precipitaciones de lluvia o nieve.
  • Sistema: cavidad con un mínimo de dos accesos al exterior que permiten recorrerla entrando por uno y saliendo por otro.
En cuanto al tipo de materiales, en general se desarrollan en terrenos calcáreos o en conglomerados de matriz calcárea, siendo menos frecuente en yesos, sal, materiales de origen volcánico y hielo. Las cuevas de nuestra zona corresponden al primer tipo.
¿CÓMO SE FORMA UNA CAVIDAD?
Básicamente hablaremos de dos tipos: el kárstico, que es aquel origen de cavidades a partir de la acción directa del agua sobre rocas solubles o con un elevado porcentaje de materia soluble, como los carbonatos, que a su vez pueden ser cálcicos (rocas calcáreas), como los existentes en nuestra comarca, y magnésicos (dolomías); los conglomerados, formados por cantos cimentados por una raíz calcárea; las sales como cloruro sódico (ClNa) y cloruro potásico (ClK), y los yesos en forma de sulfatos cálcicos. El proceso comienza con la absorción del agua procedente de la lluvia y la nieve por parte de la masa rocosa a través de los sumideros; luego el agua es transportada por el interior de la roca por medio de diaclasas (planos de discontinuidad vertical), y finalmente se produce la expulsión a través de las surgencias cuando las formas de conducción van a parar a un valle. Estas cavidades así formadas tienen un origen químico, fruto de la disolución de las rocas por el agua, y otro mecánico, a través de la erosión que arranca partícula a partícula de la roca. En el proceso de formación de la cavidad, cuando el proceso kárstico está muy avanzado, las láminas de agua que recorren el techo y las paredes, pueden depositar el carbonato que llevan disuelto, formando las estalactitas, las estalagmitas, las coladas, los gourgs, las banderas, las columnas, etc. El otro tipo es de origen tectónico, que origina cavidades a través de procesos mecánicos como la apertura de diaclasas por plegamientos y fallas.
¿QUÉ TIPO DE ILUMINACIÓN SE RECOMIENDA?
Ha de ser de tipo mixto. Por un lado, en un recipiente llamado carburero, se depositan en su parte inferior piedras de carburo (carburo cálcico), que al reaccionar con el agua que gotea desde la parte superior reacciona produciendo un gas (acetileno) transformado en una viva llama al salir por una boquilla instalada en el casco, siendo su autonomía de varias horas, aunque variable en función de las condiciones de la cavidad y tipo de actividad. Además se acompaña de luz eléctrica, también instalada en el casco y acompañada de los recambios imprescindibles. Hay que tener en cuenta que adentrarse en una cavidad con una linterna implica un riesgo importante si pretendemos progresar más allá de la entrada, pues un fallo de la bombilla, una caída o un golpe, el agotamiento de la pila (una pila nueva puede descargarse en pocos minutos en función del grado de humedad de la cavidad), etc., pueden provocar un serio contratiempo cuando no una tragedia.
¿Y EL RESTO DEL MATERIAL?
El equipo individual además del casco provisto de la instalación mixta de luz, deberá contar con unas botas de goma con suela rugosa, una funda (buzo, mono) de material lo más resistente posible (cordura), ropa interior de abrigo (forro polar) y unos guantes específicos que soporten bien la abrasión. En el caso de hacer vertical precisaremos de un arnés de cintura y otro de pecho, bajas de anclaje y de pedal, mosquetones, bloqueadores tipo croll y jummar, y un descendedor (normalmente autoblocante). Como material de grupo se suelen considerar las cuerdas, escalas, equipos de instalar para anclajes y fraccionamientos, sacas, carburo, aparatos de topografía, etc.
¿CUÁNTO PUEDE COSTAR?
El equipo personal alrededor de las 60.000 ptas., aunque evidentemente no todo es imprescindible desde el primer día. A lo que añadiríamos otras 37.000 ptas. en el caso de hacer espeleología vertical.
¿SE REQUIERE UNA FORMA FÍSICA ESPECIAL?
Evidentemente dependerá del tipo de actividad que queramos desarrollar, no es lo mismo darse un paseo de una hora por una cueva con sencillos desniveles que hacerse un pozo de 800 metros que se encuentra a 2.000 metros de altitud; o hacerlo en verano o en plena temporada invernal. No obstante la resistencia se constituye como la principal capacidad física requerida, acompañada de buenas dosis de flexibilidad, agilidad y fuerza, siempre primando la técnica por encima del gasto superfluo de energía, y todo ello complementado con buenas dosis de coordinación y equilibrio como capacidades motrices, sin olvidar capacidades mentales como la voluntad, la fuerza de decisión, el valor, la perseverancia, la concentración y el autocontrol. Incluyendo la capacidad de orientación, tan fundamental en este medio como parte integrante de los elementos técnicos y el hábito de actividad en el medio específico.
¿CÓMO FUNCIONA LO DE ENTRAR EN LAS CAVIDADES?
Desgraciadamente en Asturias la situación es penosa al no existir prácticamente legislación que regule el acceso y control de las cavidades. Las únicas que están protegidas son algunas de las que tienen yacimientos arqueológicos o colonias de murciélagos, y no siempre de una forma eficaz. Pero para los espeleólogos este aspecto tiene realmente poca importancia; el auténtico "tesoro" de cada cavidad es ella misma, con las posibilidades que nos ofrece de recorrerla y disfrutar con sus variados contrastes, sirviendo además de base para estudios y observaciones que nos permitan conocer lo mejor posible el lugar en el que estamos a través de la paleoclimatología, la evolución del relieve, las aguas subterráneas, la fauna con sus adaptaciones, la flora, etc. Desgraciadamente, a los numerables casos de expolios y destrucciones irreparables causados por gente carente de conocimientos y sensibilidad, se están uniendo los casos de piratería encabezada por ciertos personajes de la comunidad "científica", a lo que hay que añadir los graves daños que está produciendo la afluencia masiva, continuada y descontrolada propiciada por empresas de turismo que con la moda de los deportes de aventura están alterando las condiciones de estabilidad de algunas de nuestras cavernas. La única solución pasa por una legislación que regule todo lo anteriormente citado y porque los propios vecinos se dieran cuenta y tomaran partido por la necesidad de proteger algo que es suyo, aunque para eso habría que conseguir que las cuevas dejaran de ser basureros en los que se sigue tirando de todo y que en las torcas se dejaran de tirar animales muertos cuyas filtraciones, llevadas por el agua, acaban casi siempre en terrenos de algún otro vecino, cuando no en alguna fuente o abrevadero.
¿COMO CUÁNTO PUEDE SER DE GRANDE UNA CAVIDAD?
La más grande del mundo es la Mammoth Cave System, en los EE.UU. de América, con 560 km. (sí, has leído bien, quinientos sesenta kilómetros). En España el complejo Ojo Guareña con 98 km. En Asturias 18 km. en Toneyo (Amieva). En cuanto al desnivel, la sima más grande se encuentra en Francia con -1.602 m., y es la Réseau Jean Bernard. En Picos de Europa se encuentran algunas de las simas más importantes del mundo, destacando el sistema del Trave, que pendiente de los trabajos del último verano estaba en abril en -1.441 m., y era la sexta sima más profunda del planeta. Como curiosidad apuntar que la sala más grande del mundo, en el interior de una cavidad, está en la isla de Borneo, y mide 700 m. de largo, 400 m. de ancho y nunca menos de 70 m. de altura (cabrían en ella 17 campos de fútbol).
PARA TERMINAR, ¿LO MEJOR DE LA ESPELEOLOGÍA?
La aventura que significa adentrarte en compañía de gente que comparte tus mismas inquietudes por lugares realmente sorprendentes, por donde pocos humanos se atreven a moverse, y ser, en ocasiones, de los primeros en estar en ese lugar de la Tierra.
¿Y LO PEOR?
Sin duda alguna limpiar el equipo cuando llegas a casa.
¿ALGUNA ÚLTIMA SUGERENCIA?
Vayas o no vayas a practicar espeleología "COLABORA A PROTEGER EL MUNDO SUBTERRÁNEO".